• Fátima Vélez Giraldo*

Violencias

Por Fátima Vélez Giraldo*

Imagen: Dante Alighieri, Divina Commedia, Italy c. 1420-1430


Violencias entra a la casa

con ese alambre de púas

que lleva como patas

alambre re oxidado

con que puya la puerta

cuando entra a los tumbos

desde Puerto Leguízamo


El piso de madera craquea

bajo las púas de cabezas

engarzadas

cruje horror

sobre el piso de madera

se te untan los ojos de algo

que te petrifica

bajo el acto petrificador

medusa dejó de petrificar

será por eso que cortan cabezas

los que tienen el impulso de

cortar cabezas

has conocido a alguien

que podría cortarte la cabeza

sin darse cuenta

que te corta la cabeza

para evitar ser él petrificado

tienen mirada esos que cortan

cabezas y dicen no darse cuenta


Violencias sabe más que nadie

pero se le entiesa la vista

tiene ahora esa textura de un derrame

de crudo en mar abierto


Violencias dice que nos va a mostrar

cómo dibujar mapas de ríos

con la sangre que expulsa de

unos hornos/bolsillos

es diestro en dibujar el Atrato

y el Cauca y es preciso en represas

y es de notar la minucia con que

dibuja los restos de

esos antes muchachos

por caudales de ríos bravos

y unta un poquito más sus púas

con sangre que le sale de unos pezoncitos

que si te acercas, a ver, son mini volcanes

o mini trazos de volcanes

en ebullición para su tamaño

hasta ahí llegó

dices cuando miras el micro país

en micro ardor

tú has tenido que mirarlo todo con una

mini lupa que violencias carga detrás de la

oreja

tiene un fetiche por lo minúsculo

confiesa


Violencias dice que no viene a matarnos

que se trata de una operación especial

que nos está cuidando

tiene una lengua suave

piernas largas

logra metértela en la cama


Violencias mueve

bate serrucha

en tu cuerpo

su pene en capricornio


Es dulce despertar con el pecho peludo

de violencias arrunchis

entre las sábanas de algodón

que trajo de un largo viaje por los sures


Un día dice

yo no soy tu enemigo

mientras se acomoda

la chaqueta de cuero

y aún no se quita los zapatos

para meterse en la cama

y señala con su dedo

mi nudo en la garganta

alborotado


Ay no


Es el túnel que cava

el niño de la flecha

para entrar y quedarse

hospedado hasta que lo eches

hasta que crezca en ti

y te mate

o muy indignado

-lo llamaste acosador-

no te vuelva a hablar


Y con ese mismo dedo va

abriendo el túnel y

señala

con ese mismo dedo

señala

el mapa de médicos sin fronteras

mapa del mundo favorito

que cuelga de la sala

y sale en todos los epidodios de zoom

de la pandemia


En ese momento la pandemia

se alza entre materias

de vivos ni muertos

es que no sabemos ni siquiera

desde qué aire y hacia qué aire

se alza ese contagio y a qué cuerpo

mejor dicho


Nos echamos el tarot de una carta

sale la rueda de la fortuna

tienes que practicar con tu nudo

en la garganta te disculpas


Mejor nos ponemos a jugar parqués

la hija pregunta a violencias

por qué se llama violencias

si es solo un hombre

y yo pellizco a la hija bajo la mesa

no hay que ser imprudente

estos a veces se ponen

iracundos y sanseacabó


De buen genio, violencias

practica unas veintunas

las voces de la sangre

garrochan la madera


*Fátima Vélez Giraldo es escritora, gestora cultural y estudiante. Ha publicado los libros de poesía Casa Paterna, Diseño de Interiores y la novela Galápagos. Vive en Nueva York.

LA GUACHAFITA