• lagaitanaportal

TENSIÓN EN EL ESTE: LOS OJOS DEL MUNDO SOBRE UCRANIA

Por La Gaitana Periodismo Independiente



¿Qué está pasando en Ucrania? ¿Por qué preocupa la movilización de tropas rusas a la frontera entre ambos países? ¿Qué tan grave puede ser la respuesta del gobierno Biden que dio un ultimátum en caso de una invasión rusa a territorio ucraniano? Dar respuesta a esta serie de cuestionamientos no es fácil porque la historia del conflicto puede remontarse a siglos atrás. Hablamos con dos expertos en geopolítica del Este y compartimos este análisis de La Gaitana.


El Profesor Alberto Hutschenreuter es Doctor en Relaciones Internacionales y uno de los más reconocidos expertos en geopolítica, además es autor del libro “Ni guerra ni paz: una ambigüedad inquietante. En diálogo con este diario, el académico argentino señala los antecedentes más cercanos a los días que se viven hoy.


El fin de la guerra fría y la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) implicó un estatus especial a las antiguas repúblicas que se convirtieron en Estados independientes. Aunque la política exterior rusa fue ambigua en los primeros años de la Federación, siempre ha buscado que sus antiguos dominios no terminen convirtiéndose en aliados de occidente en materia militar, siendo especialmente reticente al ingreso de estas a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Teniendo en cuenta los siglos de historia que unen a Rusia y Ucrania, el probable ingreso de esta última a la organización militar occidental preocupa a Putin y a su gobierno. En consecuencia, el despliegue de tropas en la frontera apoyando a milicias pro-rusas es una manera de disuadir a Ucrania de esta idea.


A ello se suman motivaciones domésticas de ambos países: Luis Ángel Andrade, sociólogo político de Sciences Po Bordeaux e investigador del Colegio de Veracruz destaca que hay necesidades de política interna de ambos países de legitimar sus intereses. En el caso de Putin, acallando las manifestaciones de la sociedad civil que piden mayor apertura política y en el caso de Ucrania, afianzar una narrativa asociada a su independencia, reafirmando dicha categoría con una cercanía con Europa occidental, de allí su interés en la OTAN.


Ni a Putin, ni a las élites rusas les interesa un ingreso ucraniano a la OTAN, mucho menos después de la reciente anexión de Crimea en 2015. Ucrania, Bielorrusia y Georgia constituyen precisamente ese cordón de seguridad que Rusia no negociará con Occidente, ni con la Unión Europea.


Hutschenreuter planea dos escenarios probables para salir de la crisis. Por un lado, él denomina al primero como Helsinki 2.0. Hace referencia a la Conferencia en la capital finlandesa que se llevó a cabo entre 1973 y 1975 con el objetivo de generar acuerdos entre buena parte de los países de Europa, la Unión Soviética, Canadá y Estados Unidos buscando superar las tensiones de la guerra fría. El segundo escenario que plantea el académico es un poco más preocupante: un nuevo 1914, es decir un ambiente previo al estallido de la I Guerra Mundial con los intereses de las potencias convergiendo en escenarios en disputa. En este aterrador panorama la historia se desplazaría de Sarajevo a Kiev un siglo después. Evidentemente, nos debería generar más tranquilidad el primer escenario: un desescalamiento del conflicto que pase por la negociación amplia.


En esto coincide Andrade, con otro elemento que no podemos dejar pasar desapercibido: la alta dependencia energética que tiene Europa de los países del Este especialmente en materia de gas. Por eso, el académico mexicano propone un gran acuerdo en materia energética por parte de Estados Unidos, Europa, Rusia y los principales productores. Este escenario aunque importante, parece más lejano mientras se desplieguen tropas por la frontera.


Para ver la línea de tiempo acerca de este conflicto, que hemos elaborado desde La Gaitana Periodismo Independiente, haga clic aquí


¿Qué tanto puede afectar ello a América Latina? El profesor Andrade insiste en lo perjudicial de volver a ver el mundo en bloques antagónicos: un occidente liberal liderado por Estados Unidos y un bloque autoritario-desarrollista liderado por Rusia y China. La disputa llevaría nuevamente a un alineamiento por parte de América Latina que profundizaría las grietas en la región.


En medio de un panorama que preocupa, un aspecto positivo que destaca el Profesor Hutschenreuter al respecto es que en este momento, y a diferencia de 1914, “nadie quiere una guerra”. En medio de un crecimiento bélico y una conjunción de armas convencionales, nucleares, químicas, entre otras, nadie podría predecir cómo terminaría una tercera guerra mundial, ha señado el analista.


Agradecemos a los expertos consultados, quienes nos han ayudado a obtener la información completa sobre esta grave situación que hoy atraviesa el mundo, de quienes dejamos sus perfiles en esta página.


Alberto Hutschenreuter es argentino. Doctor en Relaciones Internacionales (USAL, con honores). Posgrado en Control y gestión de políticas públicas. Exprofesor en la Universidad de Buenos Aires, en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación (ISEN) y en la Escuela Superior de Guerra Aérea. Actualmente es profesor en la Diplomatura en RI de la Universidad Abierta Interamericana. Ha escrito numerosos libros Su última obra, publicada en 2021 por Editorial Almaluz, se titula "Ni guerra ni paz. Una ambigüedad inquietante". Su tema de interés central es la geopolítica.


Luis Ángel Andrade es mexicano. Especialista en relaciones internacionales por la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, maestro en sociología política por el Instituto de Estudios Políticos de Burdeos. Especialista en teoría política internacional, ha publicado artículos sobre la relación México Estados Unidos en materia de energía, sobre integración latinoamericana y sobre la teoría crítica de la escuela de Frankfurt. Actualmente se desempeña como investigador del Colegio de Veracruz


LA GUACHAFITA