• Juan S. Trujillo*

Neiva y el Concurso de Carrera diplomática y Consular


Foto: Cortesía de la Cancillería.


El pasado 18 de diciembre 2021 se llevó a cabo en instalaciones de la Universidad Surcolombiana (USCO) de Neiva, el Concurso de Carrera diplomática y Consular, anualmente organizado por la Academia Diplomática “Augusto Ramírez Ocampo”. Esto como parte de la estrategia de la Cancillería, para llevar a las regiones las temáticas internacionales[1].


Este examen busca “garantizar el ingreso de personal idóneo a la Carrera Diplomática y Consular, con base en el mérito, mediante procedimientos que permitan la participación, en igualdad de condiciones, de quienes demuestren poseer los requisitos para ingresar.” (Artículo 15, Decreto-ley 274 de 2000).


Y hace parte de una de las seis etapas de la que consta el proceso, para el ingreso en periodo de prueba, al rango de Tercer Secretario, comienzo del escalafón de esta carrera especial jerarquizada.

Los requisitos mínimos de participación son:


  • Ser colombiano de nacimiento y no tener doble nacionalidad.

  • Tener título profesional universitario expedido por establecimiento de educación superior oficialmente reconocido por el Ministerio de Educación Nacional.

  • No encontrarse inhabilitado para ejercer cargos públicos o suspendido del ejercicio de su profesión.

  • Además del dominio del español, tener conocimiento de un idioma de uso diplomático mínimo en un nivel B2 o su equivalente, de acuerdo con el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER).


En esta edición se inscribieron 770 participantes, quienes competirán inicialmente por 60 cupos para pruebas psicotécnicas, y posteriormente mediante estas, se filtrarán 40 cupos, quienes posteriormente establecerán el curso Cuadragésimo segundo, de Formación Diplomática y Consular de Colombia durante el 2022.


En esta ocasión se incentivó una estrategia de expansión por parte de la cancillería, al ampliar los lugares de presentación del examen a 12 ciudades del país (Neiva, Manizales, Barranquilla, Pasto, Villavicencio, Leticia, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Medellín, Quibdó y la Isla de San Andrés). En la ciudad de Neiva se presentó el 1,04 % del total de participantes, dejando tres someras reflexiones que valen la pena tener en cuenta.


En primer lugar, hay poco conocimiento o interés por parte de los huilenses en la participación de esta clase de concursos. Tal vez la alcaldía, gobernación e incluso universidades podrían apoyar de alguna manera la divulgación propagandística de las próximas convocatorias.


En segundo lugar, la Universidad Surcolombiana tuvo la gran oportunidad de ofrecer sus instalaciones para la presentación de este examen. Una sugerencia a realizar es que ante una próxima oportunidad, podrían prestar la mejor de sus aulas, ya que esto podría representarles un poco más de prestigio, para que se sigan consolidando como líderes de procesos académicos y culturales del sur de Colombia.


Por último, los jóvenes huilenses debemos tomar más conciencia de las cuestiones internacionales del país. Hay muy buen potencial académico, pero debemos darles preponderancia a las clases de historia, geografía, cultura general e idiomas.


La Gaitana, tuvo en primicia una entrevista con el Embajador huilense Ricardo Quimbaya, quien lideró el proceso en Neiva.


Juan Sebastián Trujillo (JST): ¿Qué busca la Cancillería al llevar estos concursos a las regiones?


Ricardo Quimbaya (RQ): El Ministerio de Relaciones Exteriores representa el Estado colombiano frente al mundo, y por tanto, tiene la responsabilidad de brindar apoyo al los colombianos en el exterior. Pero más allá de la representación del Estado, es también, la representación de la nación colombiana, y por tanto, la Cancillería ha buscado llegar a los más diversos lugares del país para promover la incorporación de profesionales de todas las disciplinas y de todas las regiones, al servicio diplomático y consular de la República.


JST: ¿Cómo podemos motivar a los jóvenes huilenses para que participen en esta clase de concursos?


RQ: A los jóvenes se les puede motivar llevándoles la información sobre la oportunidad que significa para su desarrollo personal y profesional, hacer parte de una carrera que tiene por finalidad el servicio a la gente y al país, más aún si tenemos en cuenta que Colombia necesita del apoyo y del trabajo de sus mejores hijas e hijos para salir adelante. Hacer parte de la Carrera Diplomática y Consular, significa incorporarse a un mundo de posibilidades en muchos sentidos: académicos, personales, laborales y familiares.


JST: ¿Que balance general tuvo la presentación de la prueba en Neiva?


RQ: La presentación de las pruebas de conocimiento que se realizó e pasado sábado 18 de diciembre fue ampliamente positiva y esperamos seguir fortaleciendo la difusión sobre esta hermosa carrera en la que solo el mérito opera como factor de progreso.


JST: ¿Nos podría compartir una reflexión sobre las relaciones internacionales de Colombia en la finalización de este 2021?


RQ: Sobre las relaciones internacionales hay que reconocer que la Cancillería ha jugado un papel muy importante en todos los sentidos. Por ejemplo, en la pronta reacción para enfrentar las consecuencias de la pandemia, lo que significó hacer presencia para traer a nuestros connnacionales que pidieron el apoyo del Gobierno nacional para regresar al país, pero también en la promoción de la imagen país para impulsar el crecimiento de la economía nacional.

[1] La primera vez que se convocó a este concurso fue en febrero de 1969.


* Huilense. Profesional en Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.

LA GUACHAFITA