• Ana Fabiana Silva Cerón

El paso del Comité de Solidaridad Canadá por Colombia en el departamento del Huila

“La solidaridad es la ternura de los pueblos”

Gioconda Belli

Por Ana Fabiana Silva Cerón*


Foto: La exalcaldesa de Montreal, Giuliana Fumagalli, se dirige a la población residente en el corregimiento “La cañada”, ubicado entre los municipios de Garzón y el Agrado, víctimas de la hidroeléctrica El Quimbo

Desde el sábado 03 al lunes 06 de diciembre estuvo en el departamento del Huila el Comité de Solidaridad Canadá por Colombia, conformado por colombianos que residen en dicho país, junto algunos diputados canadienses como Simon Pierre Savard o la ex alcaldesa de Montréal Giuliana Fumagalli.


Este comité, visitó diferentes departamentos, ciudades, municipios y corregimientos en nuestro país, entre los cuales destacan el departamento de Cundinamarca, el Valle del Cauca, Antioquia y el Huila, esto bajo el lema “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.


El objetivo de la comisión canadiense era principalmente visibilizar, investigar y sistematizar las situaciones de vulneración a los derechos humanos ante la comunidad internacional y gobierno de Canadá, presentados en el marco del paro nacional 2021, el post-acuerdo de paz, las afectaciones medioambientales producidas por multinacionales extranjeras, especialmente las canadienses, y las desapariciones forzadas o asesinatos extrajudiciales.


El comité contó con el acompañamiento permanente y cofinanciación de la Red Juvenil de Derechos Humanos del Huila, bajo la disposición de sus integrantes de forma individual o colectiva, que residían en los municipios a los cuales el comité hizo presencia, Neiva, Garzón y Pitalito. La Red se encargó de establecer contacto, programar, entrelazar con las comunidades y desarrollar el recorrido, con miras a recolectar la información correspondiente mediante entrevistas, testimonios y audiencias para proyectar un minidocumental en el parlamento canadiense, con la compañía de los medios alternativos e independientes Altera y el portal La Gaitana.


El recorrido inicia el domingo 04 de diciembre en la ciudad de Neiva en el auditorio de la empresa Coomotor, donde se da el recibimiento de la comisión de forma oficial por parte de la Red Juvenil de Derechos Humanos del Huila como ente articulador de algunos colectivos departamentales que congregan al mismo. Esta se encarga de dar un balance general sobre la vulneración a los derechos humanos en el departamento del Huila en el marco del paro nacional, junto a la entrega del informe construido por la Secretaría de Cultura y DDHH del Consejo Superior Estudiantil de la Universidad Surcolombiana, el gestor de DDHH y egresados del mismo claustro universitario, titulado “Universidad Surcolombiana, territorio de paz”.


Al mismo tiempo la RJDH-H brinda un contexto general sobre la situación de inminente riesgo en que se encuentran los habitantes al sur del departamento, para dar paso a las entrevistas y testimonios de los afectados durante las manifestaciones.


Este mismo día sobre las 2:30 P.M, después del balance realizado por el comité y algunas entrevistas alrededor del “Puente resistencia” o “El tizón”, se emprende el viaje al corregimiento “La cañada” ubicado entre los municipios de Garzón y el Agrado, una de las zonas más afectadas por la construcción de la Hidroeléctrica El Quimbo, ubicada al sur del Huila, entre las cordilleras Central y Oriental, dejando afectaciones en graves en municipios como Gigante, Garzón, El Agrado, Altamira, Paicol y Tesalia.


En medio del primer acercamiento con la comunidad en el polideportivo del corregimiento, quienes provenían de diferentes centros poblados aledaños, denunciaban en cabeza de la presidenta de la Junta de Acción Comunal Martha Ortiz, de forma reiterativa, el abandono de la institucionalidad y las organizaciones de DDHH ante las problemáticas tras la construcción de la hidroeléctrica por parte de la multinacional Enel-Emgesa, puesto que según ellos, esta no solo incumplió con la compensación económica a la comunidad que habitaba la orilla del río produciendo desplazamientos, sino que además, destruyó sus fuentes de ingresos, los aisló del municipio de Garzón para poder acceder al servicio de salud, les dejó sin un distrito de riego, tierras improductivas, con sequías extremas a causa del espejo de agua y enfermedades gastrointestinales al estar orillados a extraer el agua del balseadero, por lo cual han fallecido dos personas. La comunidad hace un llamado desesperado a las diferentes organizaciones de DDHH y la administración departamental, para que los escuchen tras 8 años de abandono, olvido y desesperanza.

Finalmente, el lunes 06 de diciembre, el comité se encontró en la oficina de la Unidad de Víctimas del Municipio de Pitalito, con los testimonios del sur del departamento citados en el espacio. En este, el colectivo 21N es el encargado de dar un contexto sobre la situación de DDHH al sur del departamento, junto a la sistematización de algunos hechos escalofriantes sucedidos en el paro nacional del 2021 en el país. En este lugar, se sistematizaron testimonios de firmantes del acuerdo de paz que se encuentran amenazados con falsos positivos judiciales o sus vidas, además de la denuncia de pobladores del municipio de Mocoa, departamento del Putumayo, sobre el proyecto minero energético que tiene amenazada a la comunidad y biodiversidad del Pie de monte Amazónico, por parte de diferentes multinacionales.


El recorrido del Comité de Solidaridad Canadá por Colombia, terminó en el departamento del Huila con una rueda de prensa, bajo el compromiso por parte del mismo con las diferentes comunidades que se visitaron y teniendo como veedores para el escalonamiento de los casos ante la comunidad internacional, a la Red Juvenil de Derechos Humanos del Huila, por la defensa de la vida digna de las comunidades de nuestro departamento, su debido acompañamiento y el respeto de los Derechos Humanos para todos y todas como parte de un llamamiento a las organizaciones de DDHH por la defensa de los mismos en todo el territorio.


*Ana Fabiana Silva Cerón es estudiante de octavo semestre de Ciencia Política de la Universidad Surcolombiana, feminista y activista por los derechos de las mujeres. Es miembro de la Secretaría de Cultura y Derechos humanos del Consejo Superior de la Universidad Surcolombiana, de la Organización Juvenil de Estudios Políticos Latinoamericanos (Comisión DDHH y género), de la Red Juvenil Departamental de Derechos del Huila (RJDH-H) e integrante del Movimiento Político Estamos Listas.

LA GUACHAFITA