• Diana Lasso*

¿Con qué tipo de contenido político interacciona en redes sociales?

Por Diana Lasso*


Nota: El presente artículo busca concientizar a los internautas en la forma en cómo se consume e interacciona con el contenido político en las diferentes plataformas sociales. Los ejemplos no dan cuenta de afinidad política alguna. Fueron tomados de acuerdo a la categoría de análisis expuesta.



Las disputas por la obtención de un lugar en el congreso casi siempre permiten evidenciar una falta de coherencia, así como de contexto en la construcción de discursos políticos. El ausentismo, la cooptación de entidades como fortines políticos de casas partidistas, el chantaje o la exigencia de coimas en contratos, corrupción, son algunos de los escándalos que enlodan a ex-congresistas y candidatos al congreso por el Departamento del Huila. Pero, ¿por qué estos temas no son suficiente motivo de censura y rechazo para este tipo de personajes en la esfera pública?. En esta ocasión, hablaremos del posicionamiento mediático y digital de los candidatos a Cámara y Senado por el Huila.


La incorporación de nuevas tecnologías es uno de los grandes retos que los candidatos enfrentan actualmente, ya que implica la construcción de una imagen o personaje a partir de un discurso que, en algunos casos, se moldea en la medida en que cambian las tendencias de los nichos poblacionales a los que se le apuestan. Lo anterior, en aras de aprovechar la comunicación sincrónica en plataformas como Facebook, Twitter e Instagram. Esto permite una interacción representativa a bajo costo y con mayor impacto, conocida como la política basada en el impacto constante.


Es una herramienta útil en campaña para visibilizar el trabajo previo, posicionar ideas y proponer lo que sería la agenda legislativa. Pero, ¿todos los candidatos son tan propositivos en redes sociales? El problema radica en el tipo de contenido con el que se interacciona. La especulación, fake news y las cuestionadas ‘bodeguitas partidistas’ son claves para entender la poca resonancia que tienen las noticias sobre corrupción o escándalos que involucran a estos personajes. El bombardeo de tweets, estados, vídeos, imágenes, o memes polémicos, relegan o diluyen contenido oficial poco favorable para el personaje en campaña.


Muchas veces el contenido que más se viraliza suele ser el de carácter polémico. Esto debido a que los diferentes usuarios de las plataformas digitales, no suelen buscar en ellas más que una entretención o ‘show’, lo cual a su vez permite que los diferentes personajes puedan mantenerse en la esfera pública/ mediática. Por tanto, la necesidad de mantener el control de dichas interacciones, obliga al personaje/candidato seguir generando contenido ‘basura’, que carece de discurso pero que impacta o llama la atención del internauta, de manera bidireccional, en el sentido de que cualquier tipo de contenido va a tener distintas direcciones según la población que lo consuma, es decir generando odio (hate) o simpatía (like).


Por otro lado, la conexión emocional por redes -muy usada - implica la sectorización de mensajes, discursos y contenido transmitido en las distintas plataformas, encaminado a cultivar o fortalecer sectores que encuentran conexión o empatía con el candidato. Pseudónimos, diminutivos, o etiquetas hacen ver al candidato más cercano; como por ejemplo: Papá Noel (Carlos Posada-P.Liberal), Pipe Lozada (Jaime Felipe Lozada-P-Conservador), Tito Murcia (Jorge Édinson Murcia- P.Cambio radical), La Profe/Profe Leyla (Leyla Rincón- P. Histórico), Florita (Flora Perdomo- P. Liberal), o Don Panelo (Rigoberto Rosero Gómez- P. Centro Democrático), entre otros.

Esa conexión por medio de mensajes diferenciados conocida como microfocalización; y que se usa en marketing político para identificar patrones, intereses individuales que dan cuenta de tendencias a favor o en contra de una idea; marca una línea comunicativa en la que el candidato puede decir lo que las personas quieren escuchar, leer o ver de él y así encontrar respaldo en sus aspiraciones. Es decir, ya no se está respaldando proyectos construidos previo a la candidatura, sino que se intenta recopilar todo aquello que cala en el nicho electoral, como una ‘caja de resonancia’ que no siempre garantiza claridad al espacio que se llega, y que, al contrario, deja ver cierta improvisación que conlleva a cambios constantes de postura en el legislativo.


Paralelismos como la renovación, esperanza, cambio, suelen ser zonas comunes en la esfera pública, y que buscan contraatacar un tema directo. Generar miedo, rabia, descontento/desconfianza o incluso mostrarse radical hacia un sector, implica girar la discusión a un tercero o en torno a necesidades inmediatas pero con reglas del juego impuestas por el candidato. A modo de ejemplo, temas como el aborto, el porte ilegal de armas, los acuerdos de paz y la corrupción. Y es que existe una estrategia que toma fuerza entre candidatos y es la de generar desconfianza en el electorado hacia cierto sector, ‘polarizando’ en temas de gran impacto, pero con argumentos inverosímiles o polémicos. Por último y en la ola de discursos anti derechos, es necesario precisar que la violencia genera una reacción contraria e incluso desmedida. El ‘hate’ convertido en tendencia, visibiliza más no garantiza el control en las interacciones, ya que se habla a un sector exclusivo y no vinculante que logra conectar con el personaje y discurso político en cuestión.


El problema en regiones como la nuestra, es que existe poca linealidad entre discursos, acciones y la imagen que construye cada candidato. Por tanto, identificar el mensaje entre líneas de estos candidatos, es clave para que el electorado tenga una lectura amplia sobre las apuestas a las que se respaldan y se le da fuerza o eco.


De acuerdo con las categorías de análisis expuestas, revisaremos los primeros 5 candidatos de esta entrega.

  1. Carlos Edilson Posada Maya (Papá Noel). Candidato por el P. Liberal. Su lema “del pueblo y para el pueblo”, más allá del cliché, da cuenta de la construcción de un personaje ‘dadivoso’, debido a la entrega de regalos y mercados en épocas decembrinas; además de carecer de un discurso político claro que respalde su aspiración. Cuenta con más de 5mil seguidores en Facebook, pero lo que lo ha hecho visible es el cubrimiento mediático de sus escándalos por parte de medios de comunicación (supuesta amenazas a periodistas, conducir en aparente estado de embriaguez, supuesto abuso de autoridad y cobro de exclusivas) en su paso por el Concejo de Neiva, han servido como estrategia para construir un personaje polémico.

  2. Julio César Triana Quintero. Candidato a la Cámara. por el P. Cambio Radical. Su lema “La voz del Huila”. Cuenta con 2.361 seguidores en Twitter, y 17.226 en Facebook. Uso de tendencias en las plataformas digitales. Es uno de los candidatos que intenta mantener un puesto en el congreso. Vinculado a la casa de los González Villa y actualmente fórmula para la cámara del candidato al Senado Carlos Julio Gonzáles Villa.

  3. José Eustacio Rivera Móntes. Candidato por el P. Conservador. Con su lema “Nuevos tiempos para el Huila” intenta crear una imágen de cambio, con el uso de hashtags como #NuevosTiempos #SomosRenovacion #SomosIndependientes. Estos paralelismos como independencia y renovación, suenan incoherentes al analizar alianzas y apuestas con sectores como el ‘andradismo’ que dan cuenta de un continuismo de lo tradicional. Cuenta con 11.450 seguidores en Facebook y 2.205 en twitter.

  4. Jaime Felipe Lozada Polanco. Candidato por el P. Conservador. Su lema “Se mueve” indica acción. Sin embargo, una de las críticas fuertes en su carrera legislativa es el ausentismo en el Congreso. En sus tweets deja entrever un discurso enmarcado en el conflicto, con contenido polémico. Cuenta con 17,2 mil seguidores en twitter y 18.258 en Facebook. Como bandera promueve “la flexibilización del porte de armas para los ciudadanos de bien”. Es uno de los candidatos más influyentes mediáticamente puesto que encuentra eco (ya sea para refutar o citarle) manteniéndose vigente en el debate público haciendo énfasis de su condición de víctima del conflicto armado.


5. David A. Cangrejo. Candidato por el Partido Conservador. Cuenta con 1,458 seguidores en Ig, 3,305 en facebook y 1,926 en twitter. Involucrado presuntamente en escándalos en su paso por la ESE Carmen Emilia y en su relación sectores políticos presuntamente sindicados por tráfico de influencia en la Universidad Surcolombiana. El uso de vídeos formato Tik tok es tendencia entre candidatos, un ejemplo de contenido entretenido y poco discursivo es este.



*Diana Lasso es politóloga (Univ. Surcolombiana). Actualmente cursa Maestría en Políticas Públicas (Escuela de Gobierno – Univ. De los Andes). Exconsejera departamental de juventud en el Huila. Investigadora y analista política. Feminista y activista en derechos humanos en el marco de las movilizaciones sociales.


LA GUACHAFITA