• Sebastián Enrique Farfán*

El coronavirus y la hipocresía del neoliberalismo



El coronavirus nos ha mostrado la fragilidad del neoliberalismo. Incluso algo más: su hipocresía. En este breve artículo me voy a referir, desde la crisis actual del coronavirus – y sin pretender ser ambicioso –, a la inestabilidad de la libertad natural como piedra angular del neoliberalismo.


El neoliberalismo, a grandes rasgos, se funda en la idea de que el hombre es libre y racional por naturaleza. Por ello, dicen, el individuo tiene la capacidad de elegir y actuar libremente en el mundo del mercado. Toda intervención va en contra de la naturaleza humana e interfiere con el movimiento eficiente del mercado. Por lo que no es necesario ningún tipo de intervención estatal en la economía; para el neoliberalismo la única función del Estado mínimo – como lo llaman – debe ser la de garantizar la libertad natural de los hombres.


Dicho esto, vamos a ver qué nos dice el actual contexto del coronavirus frente al neoliberalismo desde el materialismo histórico.


Entender al mundo desde el materialismo histórico es entenderlo desde sus relaciones sociales a través de la historia y no desde la naturaleza humana. A decir verdad, hablar de naturaleza humana, sin tener en cuenta la realidad material e histórica del hombre, es llenar de contenido ideológico al SER. Por eso, para entender al hombre debe verse lo que el hombre en realidad ES, en el marco de sus interacciones sociales. Si el hombre es libre y racional por naturaleza, no lo sabremos. Pero si al hombre lo vemos en la realidad, lo comprendemos.


Lo que quiero decir en últimas para cuestionar la idea de la libertad natural del hombre y, con ello, al neoliberalismo, es que la naturaleza del hombre no puede ser de contenido ideológico – Hobbes decía que el hombre es un lobo para el hombre, Rousseau que el hombre es bueno y la sociedad lo corrompe y Locke que el hombre es racional y libre. Así, puede haber tantas opiniones sobre la naturaleza del hombre como quiera que autores haya. Luego, – aunque parezca fuerte – creo que habría que eliminar de los asuntos actuales la cuestión de la naturaleza humana.


De lo anterior que no se pueda partir de que el hombre es libre y racional por naturaleza para justificar al neoliberalismo. Más bien hacerlo sería caer, como de hecho lo hacen, en el sofisma de petición de principio: se da por probado aquello que se debería probar.


Si en realidad intentamos probar la libertad y racionalidad del hombre a través de la realidad histórica, se llegaría a que el hombre más que libre y racional es un ser socialmente condicionado con capacidad de decisión limitada [por eso el pobre no es pobre porque quiere – aquí la cuña].


Todas nuestras actuaciones están determinadas por la realidad y las circunstancias que nos rodean. Y aquí es donde se hace evidente la hipocresía del neoliberalismo.


La hipocresía del neoliberalismo se hace visible cuando las circunstancias que nos rodean son desfavorables para los grandes capitales, cuando se hace imposible, incluso para estos, forzar esa idea de libertad neoliberal porque las condiciones juegan en su contra.


Hoy, por ejemplo, en el actual contexto de crisis por el coronavirus, los discursos del libre mercado han caído, y las empresas empiezan a hacer llamados de intervención, protección y solidaridad. Ya no buscan un Estado mínimo sino máximo, que intervenga y los proteja. Incluso se valen de las instituciones jurídicas para declararse en insolvencia para buscar las ayudas y evitar las obligaciones. En fin, se empieza a visibilizar lo que ya conocemos: que ningún dato concuerda con el sistema neoliberal, y que, sin embargo, se le ha forzado con el fin de que termine encajando.


Para poner la fresa sobre el pastel: mientras que las grandes corporaciones reciben la ayuda del Estado para amortiguar las perdidas, las personas que solicitan ayuda para sobrevivir son llamados “atenidos”. En fin, la hipocresía.


* Abogado y politólogo de la Universidad de los Andes con estudios complementarios en Filosofía.


LA GUACHAFITA
  • Facebook Social Icon

Copyright 2018 La Gaitana Portal. Todos los derechos reservados

¿ESTÁ CULIMBO? CUÉNTENOS