• Jaime Navarrete*

"Colombia es el país del mundo donde más milagros se dan por metro cuadrado"



En medio de esta pandemia del covid-19 que ha permeado todas nuestras esferas sociales y nos obligado a un aislamiento social obligatorio para evitar el contagio y la propagación del virus, descubrí a Laura Restrepo, escritora y periodista colombiana conocida por su novela Delirio, con la que ganó el premio Alfaguara (2004) y el Grinzane Cavour (2006). Yo la conocí a través de Dulce Compañía, un libro original, interesante y cautivador que recomiendo a continuación.


Laura Restrepo, es una prolífica escritora colombiana, reconocida además de su rol como periodista y como negociadora en el proceso de paz entre el M-19 y el Gobierno de Belisario Betancur, razón por la cual tuvo que ir al exilio, regresando años después cuando se concretó este proceso de paz. Sus libros han sido traducidos a más de veinte idiomas, y con Dulce Compañía ganó el premio Sor Juana Inés de la Cruz en Guadalajara y el Prix France Culture, unos de los reconocimiento más importantes otorgado a la mejor novela extranjera en Francia.


Con siete capítulos, donde además de las páginas con el hilo narrativo de la novela, se encuentran pasajes con cierta ínfula espiritual pero también poética, que casi al final del libro logramos entender mejor y relacionar con todo el conjunto de la historia, Dulce Compañía atrapada a cualquier lector en una historia bastante original con puntos de giro nada imaginados.


En este libro, la protagonista es la “monita”, una periodista joven, moderna, profesional con una sensibilidad muy particular, que la ha hecho en sus diversas aventuras como reportera crear lazos muy íntimos con la comunidad o personas con quien se relaciona; su jefe de la revista Somos la envía a un barrio marginal llamado Galilea en busca de supuesto ángel, pero termina involucrada y sumergida en toda un juego de supersticiones que le haría confirmar:


"Colombia es el país del mundo donde más milagros se dan por metro cuadrado. Bajan del cielo todas las vírgenes, derraman lágrimas los Cristos, hay médicos invisibles que operan de apendicitis a sus devotos y videntes que predicen los números ganadores de lotería. Es lo común: mantenemos una línea directa con el más allá, y la nacionalidad no sobrevive sin altas dosis diarias de superstición" (Pág. 17).


Restrepo ha enfocado su producción literaria en una mezcla entre la ficción y la realidad, donde exalta, cuestiona y pone en discusión nuestra idiosincrasia Colombiana, tanto lo más desesperanzador y desconcertante, cómo lo más admirable y positivo. Por ello, en Dulce Compañía, la historia de la “monita” y la gente de Galilea, representan esos dos mundos que conviven en Colombia, uno aparentemente racional y organizado representado en las ciudades, y otro donde reina las supersticiones, los mitos, leyendas y la fe con el “dios proveerá”, como filosofía de vida, este represado en las periferias de estas ciudades o en las regiones más apartadas.


La “monita” termina viviendo unos días agitados llenos de euforia, miedo, desconcierto y esperanza, ocasionados por personas tan particulares pero cercanos a nuestra realidad cómo el Padre Benito, que tiene un secreto muy grande pero prédica contra el pecado y la inmoralidad, o las hermanas Muñis, conocedoras y charlatanas sobre de la historia de sus vecinos, mejor incluso que estos mismos. E igualmente, a través de estos personajes comprendemos quizá mejor porque los pobres llegan a exaltar tanto ese mundo intangible o estos salvadores fariseos que pululan en su mundo, porque como lo dice la monita:


"Era evidente que para esa gente, un ángel era un poder más concreto, accesible y confiable que un juez, un policía o un senador, ni qué hablar de un presidente de la república" (pág. 67).


Pero, ¿quién era ese ángel?, ¿era de verdad un ángel?, ¿que poderes sobrenaturales tendría?, estas incógnitas motivaron profesionalmente a la monita, pero la llevaron a descubrir un mundo que en ningún otro reportaje que había realizado la había marcado y enseñado tanto. Así que los invito a ustedes a descubrirlo y dejarse llevar por esta historia que aparentemente cargada de fantasía hace parte de esa gran variedad cultural, cosmogónica y social que co-existe hoy en nuestro país.


Posdata: No olviden cómo lo resalta la monita que: "La vida hace las cosas a su manera y como le viene en gana, y por más que pretendamos planificar y anticipar, es ella la que decide por nosotros" (Pág. 193), para conocer un poco más a esta brillante autora colombiana, les invitó también a ver el documental “Laura, vida y rebeldía”, de Héctor Francisco Córdoba.


* Estudiante de comunicación social y periodismo, Universidad Surcolombiana


LA GUACHAFITA
  • Facebook Social Icon

Copyright 2018 La Gaitana Portal. Todos los derechos reservados

¿ESTÁ CULIMBO? CUÉNTENOS