• Juano Zuluaga*

Elección de rector en la Usco. Desmantelando las estructuras políticas y clientelares.

Este artículo es la segunda entrega de la investigación periodística liderada por Juano Zuluaga, quien en calidad de miembro de la Unidad de Investigación del Portal La Gaitana, director del Centro de Investigación e Inter-acción Social del Sur Colombiano (CEIINSO) e integrante de la Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios (ACEU), realizó un trabajo interesante sobre clientelismo y casas políticas en el departamento del Huila ilustrando los efectos que han tenido en la Universidad Surcolombiana, única universidad pública del departamento, que maneja un presupuesto de $141.041 millones de pesos para el año fiscal de 2020, además representa un escenario importante para el crecimiento político-electoral para las élites y redes clientelares a nivel local y regional.


Foto: Cortesía Diario del Huila

Desmantelando las estructuras políticas y clientelares: una relación entre la Universidad y las élites políticas


Fuente: Elaboración propia

  • Julián Salas viene del sector del ex Senador Eduardo Gechem, es amigo personal de su hijo, Jorge Andrés Gechem Artundiaga, quien sacó la mayor votación del Partido de la U en la Asamblea Departamental (11,375 votos). Si bien Salas realizó una alianza con la estructura clientelar del urueñismo para apostarle a las elecciones de egresados en el 2016 en fórmula con Virgilio Huergo, con el apoyo de Nidia Guzmán y Pedro Reyes, posteriormente tuvieron diferencias y es por eso que en las elecciones a egresados de 2018 Salas se presenta con Felipe Méndez de Garzón, y es reelegido.


  • Oscar Urueña, quien fue representante de los estudiantes en el CSU de la USCO, fue concejal de Neiva, luego diputado del departamento del Huila por el Partido Alianza Verde y ha tenido bastante incidencia en la Universidad


  • Virgilio Huergo fue apoyado por Oscar Urueña en las elecciones de egresados al CSU, mediante un acuerdo consolidaron una fórmula con Julián Salas. Virgilio apoyó tanto a Nidia Guzmán como a Pedro Reyes a la rectoría, y hoy en día es diputado de la Asamblea Departamental por el Partido Alianza Verde tras haber sacado 10.038 votos, de los cuales varios son potenciados por la estructura clientelar del urieñismo, de hecho es amigo de infancia de Urueña. Huergo, tuvo la coordinación del Programa de Juventud de la Gobernación del Huila desde el inicio de la administración del gobernador Carlos Julio González Villa.


  • Juan Yamid Zanabria, proviene de un grupo de la Alianza Verde llamado Juventudes Paz, de la cual también hizo parte Felipe Hernández. Yamid realizó una alianza con líderes estudiantiles y administrativos de las Sedes para alcanzar la representación estudiantil ante el CSU. Él apoyó a Pedro Reyes y posteriormente en calidad de representante estudiantil, votó por Nidia Guzmán en la terna y por el decano Leonel Sanoni. Basta con recorrer la biblioteca de la Universidad para identificar de qué manera él ha incidido en la Universidad, ya que algunas personas contratadas son cercanos y han hecho parte de su equipo de campaña. La Universidad aparentemente potenció su campaña al Concejo de Neiva en el 2019 por el Partido Alianza Verde, obteniendo 1,065 votos, teniendo en cuenta que ha incidido en el nombramiento de personas cercanas, tanto a él como al partido. Además él ha tenido relacionamiento político a nivel municipal y departamental. Su hermano, José Eurípides Sanabria Triana: “pasó de ser asesor de juntas comunales de la Gobernación (cargo que mantenía desde la época del gobernador Rodrigo Villalba entre el 2004 y el 2007) a coordinador de la Casa de Participación de Neiva en la administración de Rodrigo Lara, alcalde actual de Neiva” (Zuluaga, 2 de septiembre de 2018).


  • Leonel Sanoni veía de ser decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Cooperativa de Colombia, posteriormente fue apoyado por Urueña y por Julián Salas para ser elegido como decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, que al parecer es una facultad clave de la clientela de las estructuras políticas y clientelares. Leone Sanoni, recibió también el respaldo del entonces representante de los estudiantes ante el CSU, Yamid Zanabria. Leonel Sanoni, a pesar de haber sido recibido por un paro y tener prácticas politiqueras, como la de cambiar un perfil para una convocatoria de un docente de planta, aparentemente para favorecer a alguien de la clientela; él fue escalando rápidamente, hasta el punto de ser hoy en día el representante de los decanos antes el CSU. Aunque su relación con Nidia Guzmán ha estado también cruzada por disputas y desacuerdos, Sanoni votó a favor de Nidia Guzmán para que fuera incluída en la terna para la rectoría el pasado 6 de febrero.


  • A través de la Resolución No. P006 del 4 de enero de 2019 emitida por la entonces Rectora de la USCO, Nidia Guzmán, se nombró a Edilson Ducuara Castro como el Jefe Oficina de Control Interno, quien es cercano a Hector Anibal Ramirez. Cabe resaltar que Edilson es hermano del excandidato a la alcaldía de Neiva por el Partido Conservador, José Ferney Ducuara Castro. Dentro de las funciones del Jefe Oficina de Control Interno se encuentra: “conocer en primera instancia, de los procesos disciplinarios que se adelanten contra sus servidores en ejercicio de sus deberes funcionales, que afecten la correcta prestación del servicio y el cumplimiento de sus fines”.


  • Jairo Humberto Muñoz Cabrera, es Jefe Oficina Jurídica, el es de la casa Andrade. Este es, por excelencia un puesto muy estratégico para las redes clientelares puesto que permite emitir conceptos jurídicos que favorezcan unos determinados intereses, brinda asesoría para la toma de decisiones, teniendo en cuenta que dentro de sus funciones se encuentra: ”asesorar al Rector y a la Institución en todo lo concerniente a temas de carácter legal, asuntos jurídicos y administrativos, representarla en los procesos judiciales en los que sea parte la Universidad y brindar de manera oportuna los conceptos jurídico”.


  • Johan Steed Ortiz Fernández, fue candidato al Concejo de Neiva en el 2015 por el Partido Conservador, sacó 2,208 votos, por tanto, necesitaba más apadrinamiento y juego político para proyectarse; así pues, busca el apoyo de Cangrejo y usa a la Universidad como escampadero, tal como se referenció anteriormente. Posteriormente, en el 2017 circuló una grabación muy comprometedora con unos recursos de David Cangrejo (La Nación, 8 de febrero de 2017), lo cual fue ampliamente conocido, evidenciando así las aparentes prácticas politiqueras y clientelares entre funcionarios de la Universidad y las estructuras políticas del departamento. Pese a lo anterior, Pedro Reyes lo blindó políticamente, efectivamente Johan Steed fue removido de su cargo como Secretario General a partir de la presión ejercida por el Consejo Superior Universitario y por el plantón y la asamblea estudiantil; sin embargo, posteriormente fue designado como Director de Sedes y luego Jefe de Control Interno y en las elecciones de 2019 sacó 2,492 votos y hoy en día es Concejal del municipio de Neiva. Para seguir hilando la relación entre la Universidad y las estructuras políticas, no podemos ver esto como hechos aislados, no hay perdamos de vista que el mentor de Johan Steed fue Hector Anibal Ramirez, ex alcalde de Neiva por el Partido Conservador, apoyado por Hernán Andrade, y pese a que tuvo una ruptura con él, ha estado influenciado por la Casa Andrade.


  • Otro bloque de poder dentro de la Universidad, ha sido el equipo de Sedes (Pitalito, Garzón y la Plata); ellos ha ganado representaciones estudiantiles al Consejo Superior Universitario y al Consejo Académico. De allí proviene Felipe Manjarrez, quien siendo representante de los estudiantes al CSU apoyó a Reyes y luego fue designado como Coordinador de la Sede de Garzón; luego, Juan Carlos Ramírez fue nombrado Director Centro Dirección de Sedes. Este equipo apoyó a Pedro Reyes y a Nidia Guzmán en el 2018, siendo ellos un actor importante en términos electorales.



Conclusiones


Como se evidencia, por un lado, ese territorio que habitamos llamado Universidad Surcolombiana, ha sido usurpado, se ha convertido en un epicentro en el que la reina, las torres, los alfiles, los caballos usan a sus peones en su estrategia, ponen las reglas del juego para materializar sus intereses, poniendo en jaque a nuestra casa de estudios; y por otro lado, no son jugadas aisladas, sino que responde a un entramado de relaciones de poder, de consolidación de casas políticas regionales (villalbismo, andradismo y gechismo) y de unas estructuras clientelares locales, como por ejemplo el urueñismo, que venía en ascenso y se perfilaba como una casa política, pero que tras los múltiples escándalos y las rupturas internas ha tenido un declive, aunque sigue teniendo fuerza.


A modo de conclusión, la autonomía universitaria consagrada en el artículo 69 de la constitución, en el caso de la USCO se quedó en el papel. No se puede hablar de autonomía y democracia universitaria cuando las decisiones político-administrativas no se toman de manera independiente frente a los poderes de las estructuras políticas a nivel local y regional y de sus redes clientelares; no se puede hablar de autonomía y democracia en una universidad en la que clase politiquera -auspiciada por miembros del CSU- le han quitado a la Universidad su norte académico e investigativo para convertirlo en un nicho burocrático y de pago de favores político-electorales. Las estructuras políticas, tanto internas (dentro de la Universidad) como externas (casas políticas y redes clientelares) cuentan con unas redes clientelistas, unas que se tejen y operan dentro de la Universidad y otras que lo hacen por fuera de la misma. Lo anterior devela una práctica que refleja la falta de cultura política, ya que sus relaciones de poder, sus estrategias políticas y de gobierno están atravesadas por un conjunto de entramados desde los cuales se empieza a crecer burocráticamente. Tales intereses han convertido a la USCO un escenario político estratégico en pro de afianzar su poder político-electoral, donde adelantan prácticas politiqueras y clientelistas como el pago de favores políticos, el nombramiento de administrativos y puestos burocráticos a personas que sean funcionales a sus intereses, participación de funcionarios y contratistas en sus campañas. Causa mucha curiosidad que varios estudiantes están contratados por la Universidad y son los mismos que integran equipos de campañas de personas que les son funcionales, tales como las apuestas electorales de Julián Salas, Virgilio Huergo, Yamid Zanabria, entre otras. Además, las redes clientelares y las estructuras políticas han optado como estrategia de incidencia en la Universidad apostarles a las elecciones de los diferentes estamentos, así como incidir en la contratación como mecanismo de crecimiento de sus redes de apoyo.


La autonomía universitaria, heredada desde 1918 desde el Manifiesto Liminar de Córdoba, Argentina, y que ha hecho parte intrínseca de las luchas del movimiento estudiantil, no se ha podido materializar en la Universidad Surcolombiana. Es indispensable dar un giro de 180 grados hacia la participación real y directa de los estamentos en la toma de decisiones, siendo la constituyente universitaria el camino idóneo para fortalecer los espacios de organización y movilización que unifiquen a los diferentes estamentos en pro de la construcción de una USCO democrática, autónoma, incluyente, deliberativa y participativa.


La constituyente universitaria, es un mecanismo democrático que le permite a los diferentes estamentos (estudiantes, docentes, egresados) participar de manera directa en la construcción del rumbo de la Universidad y la modificación del andamiaje institucional. En este sentido, y situándonos en la crisis institucional que vivimos en la USCO, hay que partir de reconocer que el debate de fondo de la inestabilidad política de la Universidad es de carácter estructural: por un lado, las élites políticas han utilizado nuestra Universidad para sus fines clientelares y burocráticos, por tanto, más allá de quién sea el próximo rector o rectora, o quién haya sido, el problema es a qué intereses responde, de qué manera está empeñado con los poderes locales y regionales, teniendo en cuenta que esta institución es estratégica; por otro lado, hay que modificar el estatuto electoral, el mecanismo de elección de rector y en general los estatutos que rigen a la Universidad, ya que estos están obsoletos, además, contiene aspectos que no permiten la existencia de una democracia real en la Universidad, por ejemplo, la terna es un filtro antidemorático y excluyente que le ha permitido a los miembros del CSU y a los candidatos a rectoría realizar movimientos reprochables que han puesto en jaque mate a la democracia y la autonomía.


Es así como la constituyente universitaria, representa un mecanismo clave para que nuestra casa de estudios vaya ganando terreno en términos de democracia y autonomía, para que podamos avanzar hacia la modificación del andamiaje institucional y la construcción de espacios de deliberación y participación directa de los estamentos.


¡Para salvar nuestra casa de estudios de las garras de las estructuras políticas y las redes clientelares, Constituyente Universitaria ya!


Bibliografía


Areiza, R. (24 de septiembre de 2018). En suspenso elecciones en la USCO. La Nación. Recuperado de https://www.lanacion.com.co/2018/09/24/en-suspenso-elecciones-en-la-USCO/

  • Areiza, R. (9 de febrero de 2020). La terna estaba ‘amacizada’. La Nación. Recuperado de http://m.lanacion.com.co/la-terna-estaba-amacizada/

  • Consejo Superior Universitario. Acuerdo 057 de 2019 (13 de diciembre). Recuperado de https://www.USCO.edu.co/archivosUsuarios/19/publicacion/consejo_superior/acuerdo/acuerdo_057_de_2019.pdf

  • Villareal, S. (16 de agosto de 2018). Cerca de 250 millones de pesos pagaron a varios concejales para comprar los cargos de Contralor y Personera de Neiva. Svc noticias. Recuperado de https://svcnoticias.com/2018/08/26/cerca-de-250-millones-de-pesos-pagaron-a-varios-concejales-para-comprar-los-cargos-de-contralor-y-personera-de-neiva/

  • La Nación. (8 de febrero de 2017). “Cangrejo contaba billete por billete”. Recuperado de https://www.lanacion.com.co/cangrejo-contaba-billete-por-billete/

  • Ortiz, J. (12 de Julio de 2019). Avalar a cuestionados, el dilema verde. La Silla Vacía. Recuperado de https://lasillavacia.com/silla-sur/avalar-cuestionados-dilema-verde-72509

  • Zuluaga, J. (2 de septiembre de 2018). ¿Quiénes galopan en la corrupción y el clientelismo en la USCO? Recuperado de https://www.facebook.com/notes/180-grados-desde-otro-angulo/qui%C3%A9nes-galopan-en-la-corrupci%C3%B3n-y-el-clientelismo-en-la-USCO/2173890926270852/

* Estudiante de Ciencia Política, Universidad Surcolombiana. Director del Centro de Investigación e Inter-acción Social del Sur Colombiano (CEIINSO).


LA GUACHAFITA