• Carlos Tobar

Y la vía..., ahí


Foto: Cortesía La Voz de la Región

“(…) y tan solo uno, en estado crítico. Sobre este último, Santana-Mocoa-Neiva, me pregunto por qué no se ha decretado la caducidad y abierto nuevamente la convocatoria, existiendo causales claras para proceder.”

Germán Vargas Lleras, El Tiempo 15-12-2019

Sí, amigo lector, un titular opita. Tal y como nos ven en buena parte del imaginario nacional como un pueblo indolente, tranquilo, si se quiere, o pasivo…, paciente, podría ser una acepción menos dañina, pero a fin de cuentas lerdo en reaccionar frente a situaciones que son inaceptables como sociedad.

Que es el caso que nos trae a colación el epígrafe que encabeza este escrito. No es posible, que pasivamente, estemos aceptando la incapacidad del gobierno nacional para resolver el destino de la concesión Santana-Mocoa-Neiva. Una vía toral que condiciona la movilidad por carretera no solamente del departamento del Huila, sino de departamentos vecinos como Caquetá y Putumayo.

Foto: Ministerio de Transporte

Si fuésemos consecuentes con nuestros derechos conculcados por la inoperancia del concesionario Aliadas para el Progreso SAS, los pueblos de estos tres departamentos, encabezados por sus autoridades y “las fuerzas vivas” –que, se suponen las componen sus dirigentes más prestantes de la empresa, el comercio, el transporte, los servicios, el periodismo, la cultura, etc. –, deberían estar en pie de lucha, exigiendo una pronta y seria respuesta a los perjuicios que nos está causando la empresa concesionaria y que, solo el gobierno nacional puede resolver.

Y, es que la falta de seriedad viene de la mismísima presidencia de la república. El presidente Duque en uno de sus primeros talleres, llamados de manera rimbombante, “Construyendo país”, realizado en el Huila, nos anunció que el contrato sería cedido a otro de los grandes conglomerados de constructores de vías en el país: el del señor William Vélez. Pero, antes de que finalizara el gobierno anterior, nos anunciaron durante meses que una gran firma francesa se haría cargo de la concesión. Después, tras otros meses de inacción nos dijo el presidente Duque que, ahora sí, una firma china –ahora China está reemplazando para todo al Chapulín Colorado–, se haría cargo del engorroso contrato. Pero, tras días de espera…, parece que tampoco será esa la salida al entuerto.

La compañía CCA ahora se hará cargo de esta carretera. En la actualidad, el avance de las obras es del 5,2%.

Infografía: Cortesía del Diario La República.

Tiene que, finalmente, saltar “el zar de la infraestructura en Colombia”, el señor Vargas Lleras para increpar al gobierno nacional y al inocuo Ministerio del Transporte, –entregado en concesión a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez–, por la incapacidad en el manejo de este problema particular del sistema de concesiones del país.

Y, ¿nosotros, los huilenses? …, ahí.

P.S. ¿Alguien ha visto al senador Macías?


LA GUACHAFITA