• Carlos Losada

La renovación del Congreso de la República


Fuente: La Voz de la Región.

Estamos a contados días de las elecciones legislativas para la elección de un nuevo Congreso de la República, y en este escenario recuerdo las épocas de colegio cuando iniciaban las campañas para la escogencia del personero. No serán las mismas magnitudes, los mismos gastos en logística, publicidad, volanteo y movilizaciones, pero sí hay algo en común: Son escenarios donde unos y otros exponen sus propuestas para representar de la mejor manera a su comunidad y exponer las mejores soluciones para solventar las necesidades.

He tenido la oportunidad de ser asesor político en la actual campaña de un candidato al Congreso de la República, y para agrado de muchos, he tenido la fortuna de recorrer mi país evidenciando las costumbres y prácticas políticas. Después de vivir la política, observar las alianzas y comprender las dinámicas de las elecciones actuales me di cuenta que estamos dando pasos en falso para construir una mejor democracia. Antes de finalizar los recorridos observé la dinámica política en el departamento del Huila bajo la sombra de los árboles en los parques de varios municipios.

Me alegró estar de nuevo en casa, haciendo lo que me apasiona y haciendo un esfuerzo monumental por lograr captar adeptos en un escenario contra la corriente; escuchando a la gente evidencié el inconformismo por los representantes actuales. Para nadie es un secreto que las comunicaciones han afectado mucho la opinión pública de la población, pero particularmente los resultados adversos de las decisiones de los grupos al margen de la ley no permiten echar mano a más conclusiones.

Entre decidir por la continuidad o la renovación política los huilenses se envuelven en la esperanza de encontrar un líder que los represente realmente. Algunos aún no saben por quién votar, y me atrevo a decir que llegarán el domingo 11 de marzo a las urnas sin una respuesta clara en su criterio. Sin el ánimo de criticar las campañas y los candidatos actuales a representar a la tierra opita, me siento con el deber ético y profesional de hablarles y recordarles el valor de nuestro papel en la democracia; y para ello, retomo nuevamente el ejemplo con el que inicié esta columna de opinión.

Cuando los niños y jóvenes de los colegios observaban a los candidatos a la personería, escuchaban atentamente las propuestas que iban desde el mejoramiento de las condiciones de las cafeterías, el puesto de enfermería y el uso de la emisora, hasta las que amenizaban una charla como piscinas y centro recreativos. Traslademos esta analogía a la política actual: Candidatos que presentan propuestas en beneficio de los ciudadanos, los campesinos, la innovación y el desarrollo agrario; así como candidatos que esperan que, sosteniendo discursos guerreristas, generadores de conflicto y diferencias lograrán una curul en el Senado o la Cámara de Representantes.

Y con el ánimo de construir debate les recuerdo la trascendencia de las elecciones que se avecinan: nuevos candidatos, nuevas ideas, nuevos partidos. La decisión está en nuestras manos, el Huila ha sido mi segundo hogar y estoy seguro que en la medida de las posibilidades son más los ciudadanos que han crecido con la construcción de posturas con criterio político suficiente para la identificación de líderes propicios para la región.

La Gaitana como portal independiente ha logrado su objetivo en tan corto tiempo y le ha aportado a una tarea fundamental a la democracia colombiana: educar al votante, enseñar la importancia del voto y luchar contra la falta de participación política.


LA GUACHAFITA