• Ingrid Lozano Suárez*

Confesiones, reseña literaria


“Eres otra cifra más de esta blanca estadística”.

Adonis Tupac

Confesiones (2017) es una antología de Adonis Tupac Ramírez, quien trata de evocar la luz del Eros y de la Palabra a partir de tres apartados: La mirada de Eros, Rosa de los vientos y La voz de Tánatos. Sin embargo, la poesía que emite se mezcla con los recuerdos de la mujer amada, la melancolía que deja el desamor y un frívolo Tánatos.

Su poesía posee un sentido sencillo, frívolo, literal y con poca simbología, pues solo quiere evocar su sentir en la pérdida de la amada, la ausencia del amor y el deseo que produce su recuerdo como se observa en los versos de sus primeros poemas incluidos en La mirada del Eros: “esperan el invierno de la/ soledad”, “naufragando en mi memoria/ en el olvido y en mi deseo”, “tu ausencia duele y quema mi piel”, sin embargo, la voz poética sin pretensiones y sin tanto artificio de la palabra incluyen dos poemas que solo aluden al Eros como “Placer” y “Caminos”, por lo que deberían estar sólo al final de su poemario, para cerrar el ciclo de las ausencias.

Por otro lado, el segundo apartado Rosa de los Vientos es un canto a la creación poética como se evidencia en los siguientes apartados: “Escribo con las tripas”, “mi poesía es mi refugio”, y también contiene otros poemas autobiográficos del Adonis, sin embargo, la selección de sus poemas y categorización de los mismos se encuentran mezclados por un deseo más personal, que deja de sugerir una coyuntura social, para expresar el dolor personal del mundo moderno al poeta.

Finalmente, el poeta cierra la palabra con La voz del Tánato, para contemplar su propia muerte, una muerte fatalista, pesimista y tradicional, es la voz del hombre moderno anulado por su cotidianidad “cansado voy de aparentar/ aquello que detesto”, pero es aquella muerte tan habitual en nuestros días, es la muerte de un hombre cansado: “Me canse de la vida, me canse de ser quien soy”, “vida en medio de la muerte”, “cansada tengo el alma de esperar”, “dolor que limpias mi miedos” “liberadme del dolor”, “Adiós a tus posesiones/ a tu vanidad y estatus social”. Con ello la voz del poeta cuestiona su realidad, su clase social e irrumpe en ella para liberarse de la condena de una sociedad dominante. Este último apartado Adonis como miembro de una burguesía de la región se reconoce y denuncia una clase social que parece producir letargo en la ciudad.

En conclusión, la antología de Adonis recorre algunas angustias desde la sencillez de sus palabras, reivindica la poesía minimalista y exalta el deber del poeta que es reflexionar sobre el Tánatos causado en la ciudad de pobres corazones en su experiencia personal.


LA GUACHAFITA