• lagaitanaportal

“Sapere aude”, Opitas


Immanuel Kant, connotado filósofo alemán, desarrolló diferentes postulados teóricos con profundo valor para la humanidad. Sin lugar a dudas, uno de ellos fue retomar la máxima de Horacio, “Sapere aude” que traduce atrévete a saber y que Kant definió como “ten el valor de servirte de tu propia razón”.

La intención de Kant no era otra que invitar a los hombres y mujeres a salir de su zona de confort y a emanciparse, a pensar por sí mismos y no servirse de la guía de terceros. Por supuesto que el filósofo alemán reconocía la dificultad de salir de esa “incapacidad” que implica no tener criterio propio.

Kant lo dijo en 1784. No obstante, esta dificultad persiste hoy en día. Incluso, va más lejos. El sujeto universal ilustrado, autónomo, emancipado y soberano es más una pretensión que una realidad. Y esto no solo les compete a los huilenses, a los colombianos, sino a todo el mundo.

Ciertos individuos han sacado ventaja de esa falta de emancipación y no pueden ser otros distintos a los que ostentan el poder ya sean políticos, empresarios, periodistas, directivos, profesores, entre otros. Su interés radica en que los sujetos que no piensan por sí mismos, obedecen fácilmente y no cuestionan nada a su alrededor.

El poder debe ser cuestionado justamente porque, en palabras de Chantal Mouffe, no es contingente, es decir, que el orden establecido es una construcción social y como tal podría ser muy distinto a como actualmente es. En consecuencia, las cosas siempre podrían ser de otra manera, bajo otra lógica y con otros valores “comunes”.

Esto toma relevancia cuando traemos a colación el concepto de democracia. En efecto, la democracia es el espacio para el debate, el diálogo, la concertación pero también para el disenso. Una democracia no puede gozar de óptima salud si los sujetos que la conforman no ofrecen reparos a las políticas públicas que implementa un gobierno, no intervienen en la toma de decisiones, no participan, no conforman colectivos, no se hacen escuchar, etc.

Bajo este contexto, presento ante ustedes La Gaitana Portal Independiente, como un espacio que propugna por analizar, debatir y disentir sobre aspectos de la vida local, nacional e internacional, que nace con el objetivo de incentivar el pensamiento crítico, que se propone cuestionar al poder, que invita a pensar a los opitas por sí mismos, sin dogmas ni adoctrinamientos. Y qué mejor que la sátira, para dar cuenta de ese pensamiento crítico que como dijo Kant, está ausente en el “público”.

Podemos asumir dos posturas: seguir pensando que la política huilense (y colombiana) es corrupta, sin principios, que beneficia solo a particulares y que en últimas, no hay nada por hacer frente a ello. Por el contrario, podemos entender que la política es contingente y es susceptible de ser transformada. Los “pelambres” que integran La Gaitana adoptan la última postura.

Sapere aude, opitas. Atrévanse a saber. Contrasten la información. Reflexionen. Guíense por su criterio. No hace falta ser sujetos universales, basta ser sujetos pensantes.


LA GUACHAFITA