• lagaitanaportal

Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades


“La idea de la rentabilidad convence a numerosos dirigentes de que la ciencia y la tecnología son fundamentales para la salud de sus naciones en el futuro. Si bien no hay nada que objetarle a la buena calidad educativa en materia de ciencia y tecnología ni se puede afirmar que los países deban dejar de mejorar esos campos, me preocupa que otras capacidades igualmente fundamentales corran riesgo de perderse en el trajín de la competitividad, pues se trata de capacidades vitales para la salud de cualquier democracia y para la creación de una cultura internacional digna que pueda afrontar de manera constructiva los problemas mas acuciares del mundo”.

De esta manera, Martha Nussbaum, expone una preocupación cada vez mayor en los humanistas: el reemplazo en la enseñanza de las artes liberales por las ciencias económicas dado que estas últimas cuentan con mejor remuneración. Por ello, esta filósofa norteamericana plantea el interrogante de si debemos educar para la renta o para la democracia. ¿Cómo se logra ello? A través de cultivar la imaginación, la literatura, las artes y la argumentación.

Nussbaum finaliza su texto reconociendo que las humanidades no sirven para ganar dinero sino para algo mucho más valioso: “formar un mundo en el que valga la pena vivir, con personas capaces de ver a los otros seres humanos como entidades en sí mismas, merecedoras de respeto y empatía, que tienen sus propios pensamientos y sentimientos, y también con naciones capaces de superar el miedo y la desconfianza en pro de un debate signado por la razón y la compasión”.


LA GUACHAFITA